El clima electoral en Boca está que arde. El domingo 3 de diciembre se elegirá a las nuevas autoridades para encarar los próximos cuatro años. Juan Román Riquelmey Jorge Amor Ameal van del lado oficialista y Andrés Ibarra junto a Mauricio Macri del lado opositor. Justamente, el expresidente de la institución escribió un extenso comunicado en sus redes sociales hablando sobre el nuevo estadio y criticando a la actual conducción.

En los últimos días, mostraron en detalle el proyecto de La Bombonera Siglo XXI, el nuevo estadio que pretenden construir en caso de ganar las elecciones. El ex Presidente de la Nación empezó la publicación con el título “Triunfos, alegrías y respeto” y en él se encargó de marcar los logros de su gestión (1995-2007) y criticar a la actual.

Lamentablemente, el actual vicepresidente del club hizo comentarios desdeñosos sobre este proyecto extraordinario (de pronto sabe de urbanismo e ingeniería)“, disparó Macri en su cuenta de Instagram refiriéndose al nuevo estadio.

Además, le pegó directamente a Riquelme diciendo que con el club “siempre hará poco” y lo caracterizó como “cabizbajo y panzón“. También se refirió al financiamiento del proyecto, que ronda los 390 millones de dólares: “No tengan la menor duda de que lo conseguiremos para el estadio y el mejor plantel del mundo“.

Sin dudas, el próximo domingo habrá un clima muy picante en el campo de juego de La Bombonera, y no precisamente porque juegue Boca. Alrededor de 104 mil socios elegirán a las autoridades que los representen en la próxima gestión.

¿En qué consiste el proyecto de La Bombonera Siglo XXI?

La oposición propone construir un estadio nuevo para aproximadamente 105 mil espectadores. Su idea es montarlo en los terrenos de Casa Amarilla y construirlo en un lapso de tres años. La obra cuesta unos 390 millones de dólares y Mauricio Macri viajó personalmente a Asia a buscar financiamiento. La idea es que la actual Bombonera se siga usando para reserva, juveniles y fútbol femenino.

¿Qué dijo Riquelme sobre la oposición en Boca?

Cuando el Xeneize fue eliminado ante Estudiantes por Copa Argentina, Juan Román Riquelme dialogó con TyC Sports. “Vendieron el césped de la cancha diciendo que arreglaron el drenaje”, arremetió el exenganche. Insistió con las obras del club diciendo que “ahora llueve y no pasa nada”. “Si vos la cancha la hacés como la quieren hacer ellos, deja de ser la Bombonera“, advirtió el candidato a presidente.

El comunicado completo de Mauricio Macri contra Riquelme

Triunfos, alegrías y respeto

Ayer, Andrés Ibarra presentó imágenes de lo que será el nuevo estadio de Boca, una obra espectacular como merece un club que supo ser el mejor equipo del mundo y que ganó, entre 1998 y 2007, 6 campeonatos nacionales, 4 Copas Libertadores, 2 Intercontinentales, 2 Copas Sudamericanas y 2 Recopas Sudamericanas”.

Esos colores ganadores son un orgullo para el fútbol argentino, pero la actual dirigencia ha conspirado contra su brillo; nunca estuvo a la altura.

En ese contexto, el nuevo estadio de Boca que tenemos con Andrés no sólo resolverá problemas de capacidad insalvables que viene la actual Bombonera, que deja una y otra vez de los grandes partidos a nuestros socios, sino que funcionará como un símbolo de un nuevo Boca, uno que irá a buscar los títulos y el respeto que merece.

Lamentablemente, el actual vicepresidente del club hizo comentarios desdeñosos sobre este proyecto extraordinario (de pronto sabe de urbanismo e ingeniería). Tal vez resignados por las pocas victorias alcanzadas, se conforma y asume que las cosas son como son y no pueden cambiar. Asume un club que siempre hará poco, un club cabizbajo y panzón. Se entrega con argumentos nostálgicos a la resignación y a la casualidad deportiva.

Con Andrés no creemos en esa resignación deprimente. Por eso, venimos a buscar, a lograr, a conseguir, a triunfar. Ese es nuestro proyecto. La cancha es un símbolo. ¿Se necesita dinero? No tengan la menor duda de que lo conseguiremos para el estadio y el mejor plantel del mundo. Tenemos la determinación, la decisión, la potencia, el conocimiento y la visión.

Nosotros somos sanguíneamente de Boca. Por eso queremos triunfos, alegrías y respeto.