Sergio Romero comenzó con esta pelea hace ya un tiempo. Cuando aún faltaban semanas para la ida, Chiquito advirtió que lo que más le preocupaba del Palmeiras era su cancha de césped sintético. Hace unas pocas horas, luego del encuentro en La Bombonera, volvió a arremeter.

“Es un poco raro que a esta altura de la vida estemos hablando de que un equipo de fútbol tiene césped sintético. La verdad que la CONMEBOL y la FIFA deberían decir que fuera híbrido o césped natural. Para eso está el hockey, esto es fútbol”, apuntó Romero. ¿A qué diferencias se refiere?

Fue en el año 2020 que Palmeiras decidió levantar el césped tradicional del Allianz Parque para implantar el sintético. Y desde ahí sacó una gran diferencia en el plano internacional. En concreto, la principal característica es la velocidad con la que viaja la pelota.

La misma es mucho mayor a los campos de juego tradicionales. Tras hacer el cambio, el Verdao comenzó a entrenar en canchas de esa superficie hasta volverse un especialista de la mano de Abel Ferreira. Otras de la principales diferencias es que el campo está completamente nivelado.

Desde su implementación, el Palmeiras nunca tuvo problemas que lo obliguen a mudarse de estadio por algun aspecto en específico. Pero sus rivales siempre se llevan quejas por estas cuestiones específicas que se diferencian con un campo de juego habitual. ¿Cómo la pasará Boca?

¿Cómo le fue al Palmeiras en torneos internacionales con césped sintético?

Palmeiras jugó 23 partidos como local, de los que cosechó 15 victorias, cinco empates y tres derrotas. El dato alentador es que esas tres derrotas fueron frente a equipo argentinos: River le ganó una vez y Defensa y Justicia las dos restantes.

¿Quién será el árbitro de la vuelta de Boca-Palmeiras?

El encargado de impartir justicia en suelo brasileño será el uruguayo Andrés Matonte, a quien ya dirigió al Xeneize en esta competencia, y en el VAR estará su compatriota Leodán González. Este será el sexto partido del réferi con un saldo de tres victorias y dos derrotas.