Una de las grandes novedades del mercado de pases en el fútbol argentino pasa por el interés del Flamengo de Brasil en Nicolás De La Cruz, una de las figuras de River. En el medio de las negociaciones por el pase del uruguayo, surgió el rumor de que el Millonario pidió a Giorgian De Arrascaeta como parte de la operación. Pero la respuesta del mediocampista volvió locos a los hinchas de Boca.

La respuesta de Giorgian De Arrascaeta a River

Luego de los rumores que vinculaban a De Arrascaeta como el Millonario para la temporada 2024, la respuesta del volante llegó a través de Instagram. Una cuenta publicó la información del interés de River en su pase y un usuario que al parecer es amigo del futbolista realizó un comentario: “Peñarol y Boca es mi amigo”.

Para sorpresa de todos, la cuenta oficial de Giorgian avaló las palabras de su amigo: “Jajaja claro ringui”, fue la respuesta del crack uruguayo. De esta manera, con un simple comentario, De Arrascaeta desactivó los rumores de un pase a River y revolucionó las redes sociales: los hinchas de Boca se volvieron locos porque rechazó al Millonario por ser hincha del Xeneize.

La confesión de Giorgian De Arrascaeta: “Algún día me gustaría jugar en Boca”

En 2019, luego de consagrarse campeón de la Copa Libertadores con el Flamengo de Brasil, De Arrascaeta le dio una entrevista a Fox Sports y no solo confesó que es hincha de Boca sino que también reveló que su ídolo siempre fue Juan Román Riquelme. “De chico siempre lo tuve de ídolo a (Juan Román) Riquelme, por eso le tengo un gran cariño a Boca. Riquelme fue uno de los mejores jugadores que vi jugar“, dijo.

En aquel entonces, incluso, el crack avisó que le gustaría tener un paso por el conjunto azul y oro en algún momento: “Es el primer año en Flamengo, estoy muy feliz, pero algún día me gustaría jugar en Boca“. De Arrascaeta tiene 29 años: ¿será posible verlo en Boca en algún futuro?

¿En qué equipos jugó Giorgian De Arrascaeta?

El volante comenzó su carrera en Defensor Sporting de Uruguay, en 2012, y luego de tres temporadas pasó al Cruzeiro de Brasil. Tras cuatro buenos años, llegó al Flamengo, donde alcanzó el pico de su carrera: fue campeón de la Copa Libertadores en 2019 y 2022 y también ganó la Recopa Sudamericana en 2020, además de cinco títulos locales.