Un partido de la talla que tiene la Final de la Copa Libertadores provoca que múltiples personalidades, tanto del deporte como no, asistan como invitados. Lo hizo hasta el propio Gianni Infantino, Presidente de la FIFA, que vio el partido junto a Alejandro Domínguez, Presidente de CONMEBOL. No obstante, mucho llamó la atención el hecho de que Federico Beligoy haya visto el partido junto a hinchas de Boca.

El director nacional de arbitraje fue invitado a ver el partido por su rol e importancia en el fútbol argentino, pero no lo hizo en uno de los múltiples palcos reservados para personalidades en el Maracaná. Por el contrario, se lo vio entre muchos hinchas Xeneizes, aunque no es porque haya ido exactamente hacia un sector de los reservados para la parcialidad de Boca.

De acuerdo a la información, Beligoy vio el partido en una de las zonas neutrales del Maracaná. Dio la casualidad, de que ese sector fue copado por hinchas Xeneizes y el dirigente de 54 años terminó rodeado por camisetas azul y oro, tal y como enfocaron las imágenes que se difundieron en redes sociales.

Automáticamente, las especulaciones sobre su inclinación y fanatismo por Boca circularon en Twitter e incluso llegaron a expresarse al respecto algunos directivos del fútbol argentino.

Directivos del fútbol argentinos y su parecer ante la aparición de Beligoy junto a hinchas de Boca

El periodista Germán García Grova compartió la información de que habría múltiples directivos del fútbol argentino disgustados con la actitud de Beligoy. “Todos coinciden que su función de director nacional de arbitraje no es compatible con su postura del sábado”, explicó García Grova.

Derrota, nuevo DT y obligaciones de cara a fin de año tras la derrota

La caída en la final de la Copa Libertadores provocó que el cierre de año de Boca se vuelva aún más importante y complicado de lo esperado. Los partidos por Copa de la Liga y Copa Argentina serán vitales, y tendrán que afrontarlos con nuevo entrenador.

Jorge Almirón dejó el cargo y Mariano Herrón regresó al rol de DT Interino, tras ocupar esa posición luego de la salida de Hugo Ibarra en abril. Boca no tiene asegurada la clasificación a la Copa Libertadores 2024 y para hacerlo tiene dos opciones: ganar la Copa Argentina o quedar entre los cuatro mejores de la tabla anual de la primera división del fútbol argentino.

Con el golpe anímico y cambio de entrenador entrenador, Boca tendrá como objetivo cerrar el 2023 cumpliendo alguna de esas dos metas y lograr un cupo de cara a la próxima edición del máximo torneo continental.