Las elecciones de Boca 2023 sigue siendo el tema del momento. El fuego cruzado entre oficialismo y oposición no se detiene. Las carpas y las urnas esperan en el campo de juego de La Bombonera, pero la fecha no aparece y los socios no saben cuándo votarán.

Mientras la Cámara define qué hacer, si ratificar o no la medida cautelar que le puso pausa a los comicios en la institución de la ribera, la historia juega su papel y trae al presente un antecedente del pasado: en 2007 ocurrió algo similar a lo que está sucediendo ahora y así se resolvió.

El antecedente de continuidad de una Comisión Directiva con mandato cumplido

“Hay que buscar una solución. Ellos tienen el mandato vencido. Ojalá la justicia encuentre el camino y el oficialismo colabore”, declaró Mauricio Macri, candidato a vicepresidente por la oposición, en las últimas horas. Sin embargo, hay un antecedente que deja expuesto al expresidente de la Nación y sus dichos.

En 2007 también se postergaron las elecciones en el Único Grande debido a que la Junta Electoral xeneize impugnó la lista opositora encabezada por Roberto Digón y Pablo Abbatángelo.

Mientras Macri se desempañaba como Jefe de Gobierno porteño, Pedro Pompilio ejercía el rol de presidente de Boca y continuaba con la gestión. Pero una resolución de la Inspección General de Justicia (IGJ) declaró irregular dicho accionar por falta de avales. Por lo tanto, el empresario debió repartir sus tareas entre la Ciudad y el club, y continuar así con su cargo de máximo dirigente aún con mandato vencido.

Meses después, en junio de 2008, los socios y socias de Boca celebraron las elecciones y eligieron a Pompilio como presidente del club con más del 70% de los votos.

El plan de Riquelme mientras se define la fecha de elecciones

Juan Román Riquelme, actual vicepresidente y candidato a presidente por el oficialismo, desea que se establezca cuanto antes una fecha para las elecciones en Boca. “Mauricio Macri quiere intervenir el club”, declaró una y otra vez en su última nota al Canal Oficial boquense.

Mientras tanto, Román también pone el foco en la parte futbolística y el armado del plantel para la próxima temporada. El ídolo analiza posibles llegadas y salidas, además de buscar un entrenador que se ponga el buzo y asuma la responsabilidad.

Sin perder de vista que el panorama político es la prioridad número uno en este momento, el oriundo de Don Torcuato se prepara para tener un 2024 a la altura de lo que exige el club.

Las calles también hablan: un grupo de socios de Boca volvió a movilizarse

Al igual que el pasado domingo en el barrio de La Boca, cuando miles de hinchas caminaron desde Parque Lezama hacia La Bombonera con Riquelme en el medio, otro grupo de simpatizantes boquenses se trasladaron hacia el Hotel Abasto para repudiar a Macri e Ibarra.

“Aunque Macri no quiera vamos a votar, aunque Macri no quiera vamos, de la mano, de la mano de Román…”, entonaron por las calles de la zona.