Las vitrinas de Boca están llenas de trofeos y si se habla del jugador más ganador, automáticamente hay que pensar en Sebastián Battaglia. Volante central de buen pie, luchador y con una vida entera entre las paredes Xeneizes.

Nació el 8 de noviembre de 1980 en Santa Fe y dio sus primeros pasos en Ciclón Racing de la liga local. De muy chico fue captado por Boca para formar parte de las inferiores y fue allí donde hizo todas las escalas hasta llegar a la primera división.

Hizo su debut en el Clausura 1998 ante Gimnasia y Tiro de Salta, con solo 17 años. Carlos María García Cambón, que estaba como interino tras la salida del Bambino Veira, decidió ponerlo a jugar en el centro del campo en los últimos minutos ante el equipo del norte argentino.

Una vez que Carlos Bianchi llegó como entrenador, el titular era Mauricio Serna alternando con el Chino Pereda. Lo cierto es que en el primer año y medio de la gestión, Seba no tendría mucho lugar en el once titular. En el Apertura 1998 no llegó a jugar pero sí en el Clausura 1999, su primer título en la institución.

Ya en el 2000, por la lesión del volante colombiano su protagonismo fue mayor. Quizás no como volante central siempre, ya que Cristian Traverso podía ocupar ese lugar. El Virrey solía ponerlo en las bandas, alternando con Pepe Basualdo o Gustavo Barros Schelotto.

Además, tuvo un rol muy importante en la Copa Libertadores 2000, donde el Xeneize se consagró ante Palmeiras. Es muy recordada su asistencia a Martín Palermo frente a River, la famosa noche del “muletazo” donde el equipo ganó 3 a 0 para avanzar a semifinales.

Cerca de fin de año, fue titular en la Copa Intercontinental frente al Real Madrid, donde el triunfo 2 a 1 quedaría marcado en la historia para siempre. Más allá de ese gran logro, al regreso empezaron los problemas para el León.

En un encuentro ante Independiente por el Apertura 2000, se rompió los ligamentos yendo a disputar una pelota con Livio Prieto. Regresó para el Clausura 2001 en la derrota frente a San Lorenzo por 1 a 0.

En una nueva edición de la Copa Libertadores, volvió a tener minutos en la semifinal de vuelta frente al Palmeiras. Allí, el Xeneize empató 2 a 2 y luego pasó por penales a la final del torneo ante Cruz Azul.

En la ida disputada en México, Seba jugó todo el encuentro pero una nueva lesión volvió a marginarlo. Participó en solamente dos encuentros pero le bastó para colgarse una nueva medalla con la camiseta Azul y Oro.

Para los años siguientes, las lesiones quedaron atrás y fue titular indiscutido tanto con El Maestro Tabárez como con Carlos Bianchi cuando regresó. Alzó una nueva Copa Libertadores en el 2003 jugando ambas finales como titular sin ser reemplazado.

A fin de año, además del Apertura, también se consagró en la Copa Intercontinental ante el Milan por penales. Si bien no pudo meter el suyo, las atajadas del Pato Abbondanzieri ayudaron a sumar el tercer título del mundo a las vitrinas de Brandsen 805.

Terminada esa competencia, emigró al Villarreal de España a cambio de alrededor de 2.5 millones de dólares. Allí se quedó durante un año y medio, disputando 49 partidos sin convertir ningún gol. Sufrió una osteocondritis en la rodilla derecha en sus últimos meses y luego regresó a Boca para mediados de 2005.

Fue parte de aquel plantel de Alfio Basile que ganó prácticamente todo lo que disputó: Recopa Sudamericana 2005, Apertura 2005, Clausura 2006 y Recopa 2006. En ese segundo año una Pubalgia lo hizo jugar de forma intermitente durante todo el año.

Ya para el 2007, tuvo algo más de participación y una vez más jugó en ambas finales de la Copa Libertadores donde Boca se coronó. En el segundo semestre volvió a tener continuidad y jugó gran parte del Apertura y los dos encuentros del Mundial de Clubes.

Y su último gran año fue el 2008, donde le convirtió un gol a River para ganarle en el Clausura y fue una pieza clave en la obtención del Apertura, con el famoso triangular. En el medio, un nuevo título internacional: la Recopa Sudamericana.

El fantasma de las lesiones volvió a aparecer en su rodilla izquierda al año siguiente, y ya nada sería igual. En 2010 solamente jugó 14 partidos del Torneo Apertura por una tendinitis en la pierna derecha. No podía lograr la continuidad deseada y para 2011 la incertidumbre era total.

Disputó un puñado de encuentros en el Clausura con Julio César Falcioni y pudo anotarse en el título del Apertura. Ingresó ante All Boys por pocos minutos, los suficientes para participar del gol de la victoria y convertirse en el jugador con más títulos en la historia de Boca.

Y en la pretemporada inmediata a esa consagración, una osteocondritis en el tobillo izquierdo volvió a alejarlo. A pesar de intentar con distintos tratamientos, lo cierto es que ya no pudo volver a ponerse la camiseta de Boca. En total jugó 313 partdios, metió 24 goles y ganó 17 títulos

En 2021 volvió al primer equipo como entrenador para reemplazar a Miguel Ángel Russo. Ganó la Copa Argentina 2020/21 y la Copa de la Liga 2022 y fue desvinculado tras quedar afuera de la Copa Libertadores 2022 ante el Corinthians.

Cuáles son los títulos que ganó Sebastián Battaglia en Boca

Como jugador

  1. Clausura 1999
  2. Copa Libertadores 2000
  3. Copa Intercontinental 2000
  4. Apertura 2000
  5. Copa Libertadores 2001
  6. Copa Libertadores 2003
  7. Apertura 2003
  8. Copa Intercontinental 2003
  9. Recopa Sudamericana 2005
  10. Apertura 2005
  11. Copa Sudamericana 2005
  12. Clausura 2006
  13. Recopa Sudamericana 2006
  14. Copa Libertadores 2007
  15. Recopa Sudamericana 2008
  16. Apertura 2008
  17. Apertura 2011

Como entrenador

  1. Copa Argentina 2020/21
  2. Copa de la Liga Profesional 2022

Los goles a River en Superclásicos

Seba tuvo Superclásicos memorables, no solo por la entrega o por los resultados conseguidos sino también por los goles. De manera oficial, le convirtió dos veces y en ambas Boca ganó el encuentro.

El primero fue en el Apertura 2003 con un cabezazo en el Monumental. Esa tarde el Xeneize ganó 2 a 0 gracias a esa conquista y a otra de Pedro Iarley. Posteriormente, el equipo se quedó con este torneo.

El otro fue en La Bombonera por el Clausura 2008, con un frentazo inolvidable que significó el triunfo. Se puede decir que con sus goles oficiales, siempre se festejó contra el Millonario.

Battaglia y las lesiones, la historia de un regreso que nunca pudo ser

Sebastián Battaglia tenía un gran potencial en el mediocampo y lo demostró durante sus años como futbolista. Lamentablemente, distintas lesiones complicaron su carrera y le generaron irregularidad en algunas temporadas.

En el Apertura 2000, se rompió los ligamentos ante Independiente y estuvo casi seis meses sin poder jugar. Luego una pubalgia jugando en Europa también lo tuvo a maltraer hasta su regreso a Boca.

También una osteocondritis en la rodilla izquierda le generó discontinuidad y luego una tendinitis. La última, la que terminó con su carrera, fue una osteocondritis pero del tobillo izquierdo. A pesar de varios intentos y tratamientos, nunca pudo volver a jugar profesionalmente.

Entrada, asistencia y gol: así Sebastián Battaglia se convirtió en el más ganador

El León llevaba varios meses sin ponerse la camiseta de Boca. Había quedado a un solo título de convertirse en el más ganador de la institución. Por eso, Julio César Falcioni decidió ponerlo en la última fecha del Apertura 2011 ante All Boys.

Entró a los 29 minutos por Pablo Mouche y fue ovacionado por toda La Bombonera. Le dio el pase a Walter Erviti, quien asistió a Darío Cvitanich para convertir el gol de la victoria.

Si bien el Xeneize ya era campeón desde hace unas fechas atrás, lo único que quedaba era mantener el invicto por lo que restaba del torneo, objativo que terminó lográndose.

Su etapa como entrenador de Boca

Sebastián Battaglia volvió a Boca en 2020 como entrenador de la Reserva. Un año y medio después, tras la salida de Miguel Ángel Russo, asumió en su lugar. Primero como interino y después confirmado al frente del plantel superior.

A pocos meses de asumir, se consagró campeón de la Copa Argentina 2020/21 ante Talleres por penales. En su etapa empezaron a tomar protagonismo jugadores surgidos en el club como Cristian Medina, Agustín Sandez, Agustín Almendra, Luis Vázquez, entre otros.

Si bien había discusiones en cuanto al juego del equipo, lo cierto es que conseguía los resultados. En el primer semestre de 2022, ganó la Copa de la Liga Profesional ante Tigre por 3 a 0. Durante el torneo, le ganó el Superclásico a River en el Monumental después de cinco años sin conseguirlo.

Sin embargo, en la Copa Libertadores la suerte no fue la misma. Tras clasificar a octavos de final de manera muy ajustada, el rival a vencer fue Corinthians. Tras igualar sin goles en ambos partidos, cayó por penales. Si bien había rumores de que seguiría, terminó siendo desvinculado del club.

Encuesta ¿Crees que Sebastián Battaglia algún día volverá a Boca?

¿Crees que Sebastián Battaglia algún día volverá a Boca?

YA VOTARON 0 PERSONAS